Los viejos conceptos de Estado-Nación del siglo 19 ya no encajan en la realidad de un mundo moderno, conectado y diverso de este siglo.