Mi relación con Sonora no es nueva. Llevo más de 11 años de visitarla cada mes.  En el 2006 el Secretario de Seguridad, Francisco Figueroa y el gobernador Eduardo Bours me invitaron a ayudar al estado para mejorar la seguridad.  Les propuse algo radical, un ejercicio de rendición de cuentas y participación ciudadana llamado Semáforo Delictivo, algo sin precedente en el país, y para mi sorpresa, lo aceptaron. Ahí empecé a conocer el carácter de los sonorenses.  Valientes, directos, pragmáticos.
En el 2009, Sonora ganó el Premio Nacional a la Innovación con el Semáforo Delictivo, pero más importante aun, se demostró a sí misma y al resto del país que la paz se puede construir con voluntad e inteligencia. 
Sonora es el estado más pacífico de la frontera norte y si analizamos delitos de alto impacto, uno de los más seguros del país.  El año pasado, por dar un ejemplo, mientras subían un 50% las ejecuciones de crimen organizado en todo México (y en 30 de los 32 estados), Sonora las redujo en 18%. Así de contundente. 
Desde entonces, en mayor o menor grado, el programa se ha continuado.  Hemos tenido muchos obstáculos.  Cambio de administraciones, pleitos entre partidos, grillas entre los mismos colores, ataques al Semáforo, personajes oscuros que rompen la regla, pero el espíritu continúa. 
La presente administración estatal, con Pavlovich, ya no quiso continuar con el programa de manera oficial pero curiosamente, ha continuado algunas de sus mejores prácticas: información estadística para toma de decisiones, trabajo en equipo, prevención social de la violencia. 
Desafortunadamente, el Semáforo Delictivo de Sonora ya no cuenta con el detalle de colonia, día y hora por delito porque la fiscalía ya no nos pasa los datos. Nosotros sin embargo, continuamos publicando el Semáforo Delictivo cada mes pues obtenemos los datos directamente del SESNS.  En enero, Sonora obtuvo la mayor cantidades de verdes en el país.  Nos dio un enorme gusto.
Gran parte del éxito se debe a que el municipio de Hermosillo ha continuado con el programa del Semáforo Delictivo y cuando a Hermosillo le va bien, le va bien a Sonora. Pero sería injusto menospreciar la labor de otros municipios que aprendieron la metodología y siguen aplicándola, aun sin el detalle que antes tenían.
Cada mes voy a Hermosillo y tengo varias reuniones.  La primera es con la policía. Tenemos un Semáforo por zona/comandante. Analizamos los indicadores delictivos, el tiempo de respuesta a llamadas de auxilio,  la optimización de recursos, el liderazgo, el trabajo de proximidad con las colonias y los comerciantes, la percepción ciudadana, las quejas de los vecinos, la labor preventiva, las escasez de recursos, las llamadas falsas al 911, la información que le damos a los hermosillenses a través de Facebook y Twitter y el perfil delictivo de cada delito, entre otras cosas. 
La reunión la preside el Comisario, Jorge Suilo. No está ahí para regañar ni para imponer su calidad de “jefe”, sino para entender y apoyar a su equipo.  Escucha, evalúa, me contradice con énfasis cuando siente que soy injusto en mis planteamientos, observa a su equipo, los deja ser creativos, los defiende, los cuestiona, los valora.
Ha crecido tremendamente el equipo y muy en especial el área de inteligencia que dirige Sergio Ramírez; nos apoyan la toma de decisiones con estadística y análisis. Gilberto Cota desde el área de coordinación nos ayuda a conseguir compromisos concretos con otras dependencias. 
Reunión con Policia Municipal
La segunda reunión es con el grupo de Delitos Socio Familiares.  Por ahi están el Instituto de la Mujer, el DIF, Deportes, Salud y Cultura entre otros.  Analizamos la violación, la violencia familiar y las riñas entre jóvenes (lesiones dolosas).  Se generan platicas preventivas, información preventiva y estadística en redes sociales,  reforzamiento de eventos deportivos, culturales y de convivencia, de mejoramiento de parques, de integración vecinal, de prevención de consumo de drogas peligrosas como el alcohol y el cristal. Se focaliza en las colonias de mayor incidencia.
La tercer reunión es con el Gabinete de Seguridad que preside y a la que asiste puntualmente la presidenta Angelina Muñoz. Ese liderazgo es importante. Es un indicador de que la seguridad del municipio es primordial.  Escucha, participa, pregunta, toma decisiones.  Como buena arquitecta sabe ver el todo, pero también sabe entrar al detalle, conoce el valor de hacer un plan y de monitorear su desempeño.  Francisco Figueroa ayuda con dirección y orden en la agenda. 
Angelina Muñoz, presidenta municipal interina
Todo esto es equilibrio dinámico, es un “plato chino”, si no le damos impulso se cae. Hay buenas semanas y buenos meses,  y también hay tropiezos, obstáculos, grillas y resistencias. Sin embargo, yo tengo un indicador no cuantificable que siempre me funciona: Cuando el equipo trabaja con compromiso y buen nivel de consciencia, el programa es exitoso y pronto se refleja en los resultados.
Pero todo eso es insuficiente, es necesario incluir a la comunidad. Por ello, hemos estado trabajando e impulsando que Canacintra, Canaco y Coparmex de Hermosillo se sumen al proceso de evaluación. Que analicen públicamente el Semáforo Delictivo y que contribuyan con ideas, señalamientos y apoyos.
Reunión con Cámaras
Más allá, la metodología del Semáforo Delictivo exige mucha participación ciudadana, es un sistema abierto. Esta semana hicimos un tour con medios de comunicación. Tuve más de 15 entrevistas con las principales televisoras y estaciones de radio. 
Este año, el ambiente está caldeado pues hay elecciones. Las redes sociales andan bravas pues han caído en el juego de los partidos. Hay exageraciones, temores infundados, “fake news” y ataques oscuros. Así es el juego electoral, pero Hermosillo y Sonora no deben perder lo más por lo menos. A mi me ha tocado trabajar con todos los colores y también me ha tocado ver errores partidistas en la toma de decisiones.
La paz es de todos, no es de la policía, de los políticos, de los empresarios o de los medios. Ese fue el mensaje. Las colonias que trabajan bien entre sí e involucran a la policía han mejorado radicalmente su paz y tranquilidad.  Al proceso de paz deben sumarse todos con inteligencia, con afán crítico y con afán constructivo.
Difusión en medios
Del otro lado, tenemos las llamadas falsas (más de un 60%), las distracciones a la policía por pleitos vecinales por el ruido, y las envidias y amarguras de propios y ajenos
Fue una buena semana en Sonora. Me da gusto que podamos continuar un proceso que inició hace más de 10 años con una idea loca: El Semáforo Delictivo.  Gracias a Sonora, Nuevo León y Sinaloa hacen ejercicios similares, gracias a Sonora comprendí que había que entrarle al activismo social para impactar al resto de México. Hoy publicamos el Semáforo en todos los estados y gran parte de los municipios de México y tenemos muchos seguidores en redes sociales.
Eso es lo que Sonora ha hecho, mover a México con un buen ejemplo, aunque no siempre -ellos mismos- lo entiendan y lo valoren.   
Santiago Roel - Semáforo Delictivo 
Te puede interesar el libro Entre el Orden y el Caos, por Santiago Roel, que narra la historia a detalle.  Lo puedes adquirir en Amazon.com.