Se ha desatado una polémica entre AMLO y Mancera por ver quién logró mejores resultados en su administración en materia de seguridad. El tema es interesante porque tenemos a dos políticos tratando de demostrar –por resultados- su valía. 
Utilizando cifras oficiales del Sistema Nacional de Seguridad vamos a hacer un comparativo de tasas en los 4 delitos de alto impacto: Homicidio, secuestro, extorsión y robo de auto con violencia. 
Primer Round: Primer año contra el último año de gobierno de cada uno. Es una comparación muy simple pero sirve para iniciar la "pelea". 
  • AMLO  terminó su último año con mejora leve en homicidio y sustancial en secuestro y robo de auto con violencia.  Sin embargo, le creció un 110% la extorsión.
  • Mancera, por su parte, terminó con reducciones sustanciales en secuestro, extorsión y robo de auto con violencia, pero con un incremento de 41% en homicidios.
  • En los tiempos de AMLO no se había desatado la infame guerra contra las drogas de Calderón-Peña Nieto y no había tantas ejecuciones de crimen organizado. Pero Mancera nunca quiso reconocer la presencia  de crimen organizado en la CDMX y se la pasó de pleito con nosotros en Semáforo Delictivo. 
Primer round: Tres verdes y un rojo para cada uno, empate. 
Segundo Round:  Promedio de tasas en todo el periodo de su gobierno. Hacemos lo mismo, pero utilizamos todos los años, no solamente el inicial y el final. 
Promedio de tasas en sexenio y diferencia porcentual entre ambos
  • En homicidio el promedio de tasas es muy similar, aunque es un poco mejor por AMLO. En su sexenio, la tasa promedio es de 8.15 y en la de Mancera es de 9.72.  AMLO gana por 19%.  Con la salvedad que aun no se desataba la guerra de Calderón.
  • En secuestro es al revés, Mancera tiene una tasa promedio mucho menor a la de AMLO, 59% menos secuestros que AMLO.
  • En extorsión  AMLO recibe mejor calificación pues tiene una tasa mucho menor a la de Mancera.
  • En robo de auto con violencia, Mancera obtiene mejores datos con 69% menos robos de este tipo. 
Si lo dejamos aquí, tenemos otro empate, pero si agregamos el porcentaje de robos con violencia sobre le total de robo de autos en la CDMX,  Mancera se lleva el round ya que tiene 25% menos robos de este tipo.
Segundo Round: Lo gana Mancera por robo de auto con violencia. Un desempate forzado.
Tercer Round: Comparación contra la tasa nacional. Comparamos la tasa de la CDMX contra la tasa nacional en cada uno de los delitos, en todos los años. Explicación: todo lo que sea menor al 100% es positivo, todo lo que supere el 100% es negativo o  rojo. Si lo supera en más del 200% es doblemente malo o doble-rojo. 
Comparación contra tasa nacional:AMLO
AMLO logra mantenerse por debajo de la tasa nacional todo su sexenio en homicidio aunque en los últimos años hay un incremento. Sin embargo,  secuestro, extorsión y robo de auto con violencia se ubican muy por encima de la tasa nacional, más del doble y por tanto en doble rojo.
Comparación contra tasa nacional: Mancera
Mancera logra mantenerse en verde, cuando menos un 75% debajo de la tasa nacional en homicidio y en secuestro a  lo largo de su sexenio. Pero en rojo, por encima de la tasa nacional (aunque no el doble) en extorsión y robo de auto con violencia. 
Round Tres: Lo gana Mancera por 1, aunque si tomamos en cuenta las diferencias entre rojos y dobles rojos, le tendríamos que dar más puntos a Mancera. 
Resumen: Ganador por decisión, Mancera. A favor de ambos: ninguno de los dos muestra incrementos importantes comparados contra sí mismos, en algunos casos muestra control en algún delito e incluso reducción. Sabemos que la CDMX no se deterioró en ninguna de las dos gestiones como se ha deteriorado Zacatecas, Colima, Guanajuato, Morelos, Veracruz ,Tabasco, Michoacán, Baja California, Guerrero o Tamaulipas.  
El resto de gobernadores de México sin embargo, dirá que eso no tiene chiste ya que la CDMX es una ciudad-estado con poco territorio y la presencia de muchos policías federales. 
Sin embargo, ninguno de los dos ha querido plantear una solución de fondo a un grave problema que afecta a la CDMX pero con mayor énfasis a todo el país: el narco-tráfico.  Mancera se ha negado a aceptar la presencia en la ciudad  de crimen organizado y AMLO ha hablado de una amnistía, una estrategia que es correcta cuando se habla de una guerra civil pero que resulta inoperante y hasta peligrosa cuando la violencia extrema deriva de un mercado de drogas operado por mafias. 
Si bien AMLO dice que se dedicará todas las mañanas a ver el tema y tomar decisiones, eso por sí mismo no resuelve nada si no se toman mejores decisiones. La única alternativa viable en este momento,  es quitarle el negocio a las mafias, es decir, regular las drogas. Eso eliminaría el 75% del problema y ahora sí, se podría reducir el 25% restante con trabajo social y de mejora en policías y sistema judicial. Pero ninguno de estos políticos se ha atrevido ha plantearlo.