La carrera para las elecciones 2018 pronto va a empezar. Muy bien. Seguramente algunos de ustedes le van a un partido o a un candidato. Quizá lo hacen genuinamente o por interés propio o cercanía. Quizá lo hacen por oposición a otro. Muchos otros quizá no tienen preferencias todavía. Algunos podrán esgrimir razones y otros emociones, pero opiniones al fin. Es lo normal en un proceso electoral o pre-electoral en cualquier país. 
Sugerimos lo siguiente:  
  • Cuidado con confundir democracia o elecciones con buen gobierno. Son dos animales diferentes. Europa entró a la democracia en el siglo 19 pero tardó unos 100 años en alcanzar buen gobierno. Lo mismo para otros países de tradición democrática. 
  • El poder elegir entre diferentes alternativas e incluso que ya haya habido cambios de partido en México no es garantía de buen gobierno, como todos lo hemos constatado. Pero si bien la democracia es el cimiento del buen gobierno, los muros y el techo se construyen con otras herramientas como rendición de cuentas, transparencia, exigencia ciudadana y exigencia de clientes de gobierno. 
  • Si te gusta algún partido o candidato no le entregues tu voto o tu voz o tu corazón. Cuestiónalo constantemente. Es la mejor manera de ayudarlo. Tu crítica es lo que puede hacerlo crecer. De preferencia, cuestiona a todos y en especial, al que más te atraiga. 
  • Si el partido o candidato por el que votaste llega al poder. Cuestiónalo y exige buenos servicios y decisiones desde el primer día. Es la mejor manera de ayudarlo a él, a ti y a los demás. 
 
Buen gobierno se construye con participación racional, escéptica y exigente de los ciudadanos. Esa el la filosofía del Semáforo Delictivo y por ello no sólo publicamos el Delictivo, sino también el de Gobierno, el de Corrupción, de Procuración de Justicia, de Educación, de Cifra Negra, de Desarrollo Social e incluso de la Conciencia. Los puedes ver y monitorear en nuestra página www.semaforo.mx  
Tenemos también dos apps para celular que te pueden servir: Semáforo de Gobierno y Semáforo Delictivo. Descárgalas y úsalas, son gratuitas y anónimas.
Se entrega el voto, pero no el poder. Se entrega el voto pero no la cabeza. Ejerce tu poder ciudadano y ayuda a construir un mejor sistema de gobierno. Si así lo hacemos, podremos acortar la distancia entre democracia y buen gobierno.